Editorial: «Apocalíptico»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

Lxs hippies vinieron a cambiar el mundo

y se quedaron fumando porro en el campo

o se calzaron el traje de sus padres

Lxs X dijeron que ahora les tocaba revivir el sueño acabado

y terminaron golpeando las puertas de Wall Street

o metiéndose veneno en las venas

Lxs millenials aceptaron ser la nueva ola

y abrieron un perfil en las redes para ser políticamente correctxs

desesperadxs por adquirir trabajo y consumir todo lo existente

Ahora llegan lxs centenials

y lxs viejxs jóvenes no entienden

que quieren con su sensibilidad extrema

sus andróginas posturas

sus consignas apocalípticas

no son vulnerables

no son inocentes

son activistas

son conscientes

este mundo antiguo al que arribaron

es un roca en llamas

un desierto sin esperanza

millones de personas abandonadas por los gobernantes

la tierra se fríe en los desechos tóxicos de las ciudades

los hielos se derriten

las inundaciones se multiplican

los calores y los fríos se hacen más intensos

la vida silvestre desaparece

los bosques están ardiendo

estxs jóvenes saben

que no hay futuro para ellxs

si llegan a ser viejxs

el planeta será un caos siniestro

miran a las generaciones precedentes con desprecio

¿es esto lo que dejan?

¿es esto lo que querían?

¿como mirarlos a los ojos?

¿como darles alguna enseñanza?

que no sea la de asumir

el fracaso estrepitoso de aquellas utopías

que se convirtieron en un legado distópico

nuestras creencias tan efímeras como destructivas

ellxs nos exigen que hagamos algo

que nos comprometamos más allá de nuestro tiempo

que seamos creativxs y conscientes

que acabemos con la soberbia humano-tecnológica

que demos soluciones reales al desastre que hemos hecho

tal vez no sea tarde

al menos para hacernos cargo

y poder mirar hacia adelante