Editorial: «Clonazepam y circo»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

La crisis nos enloquece

bajamos el consumo de luz

compramos menos lácteos

pero si algo sube al ritmo del dólar

es la ingesta de clonazepan

la dieta argenta de psicofármacos

se multiplicó seis veces

se vendieron màs de mil millones de pastillas

en la era macrista

Entre la inestabilidad económica

la flexibilización laboral

la diarrea cotidiana de pésimas noticias

el estres social aumenta

una enfermedad mental con causas políticas

una epidemia ciudadana con consecuencias subjetivas

si no podés dormir

si no podés concentrarte

si no podés manejar la ansiedad

si no podés simular una sonrisa

la fórmula mágica es atacar los síntomas

con una píldora que nos saque de la depresión

generando una adicción farmacológica

hipnotizados frente a la pantalla

sedados en medio del naufragio

relajados ante el ataque neoliberal

el clonazepan

no te paga las facturas

no te garantiza trabajo digno

no te inmuniza en la caída

pero el sistema te exige que sigas

medicalizados

automedicados

autoexplotados

si se puede

bienvenidos a Nación Clonazepan

donde la maquinaria se mantiene andando

con sujetos cansados, deprimidos y al borde del suicidio

adictos al bienestar encerrado en un blister

solo tenés que ponerlo bajo la lengua

tomarlo con un vaso de agua

y entregarte a la piedad química