Editorial: «La clase obrera no va al cielo»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

La postal de los mamelucos
girando desahuciados frente a un portón cerrado
masticando la desesperada bronca de quedarse sin laburo
la imagen de una serie repetida velozmente
en múltiples lugares del país
Hoy cerró Zanella
los trabajadores se quedaron afuera
la planta de Cruz del Eje bajó sus persianas
el castigado noroeste cordobés sufre
históricamente los gobiernos neoliberales
en los noventas se quedaron sin talleres ferroviarios
la Honda de Angeloz fue puro verso
De la Sota abrió cárceles
y empleó mano policial
Macri se lleva puesta la industria nacional
van cayendo las pequeñas fábricas
van expulsando obreros calificados
todo se importa
el mercado interno se contrae
no hay libros ni alpargatas
no hay dulce ni moto
cae la producción
crecen las importaciones
cae la ocupación
crece a informalidad
toda crisis tiene su explicación
y sus consecuencias
personales y colectivas
no es azar
no es error
es un plan sistemático
de destrucción y despojo
de subordinación
de empobrecimiento
siempre castiga a los mismos
siempre beneficia a los mismos
no es tan difícil de entender
en el infierno del capitalismo
la clase obrera no va al paraíso