Editorial: «La verdad no será televisada»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

¿Porque no se permitió la transmisión en vivo

de la declaración indagatoria de la ex-presidenta?

Simplemente porque las cámaras

no son neutrales

no son pura técnica

son instrumentos

son armas mediáticas

¿a quienes obedecen esos dispositivos audiovisuales?

al poder económico

que determina el poder político

que condiciona el poder judicial

es la prensa el segundo poder

detrás del dinero vienen las cámaras

con sus sets televisivos

con sus opinadores a sueldo

con sus condenas fáciles

con sus noticias falsas

con sus audiencias obedientes

esto ocurre en Comodoro Py

en Brasil, en Ecuador, en Bolivia, en Chile

el mismo mecanismo de manipulación pública

la misma red de complicidades

la misma estrategia autoritaria

el ojo del poder manda lo que podemos ver

lo otro

lo invisibilizado

lo que esta fuera de este montaje

circula a baja escala

se replica a voluntad

se muestra bajo sospecha

pero en un mundo mediatizado

donde las cámaras se multiplican

el blindaje mediático no puede obturar todo

y se filtran otras miradas

suenan otras voces

aparecen otras historias

en esta batalla de signos y sentidos

se juega la la justicia y la libertad

porque la verdad no será televisada