Editorial: «Llegó Uber»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

Llegó Uber

y la ciudad es más caótica que ayer

Taxistas y remiseros salieron a cortar calles

el intendente se hundió en la Plaza España

los pasajero rehenes de un conflicto

¿pero nadie les pregunta nada?

La uberización es un proceso global

simbolizael vínculo entre las nuevas tecnologías

que pretenden mediatizar toda la vida social

y la precarización laboral

que posiciona al emprendedor como el trabajador del futuro

La utopía de un mundo interconectado

la comodidad de que nuestras vidas se organicen en un celular

implica la desregulación del estado y la esfera pública

no podemos dejar de atender como las políticas neoliberales

encuentran en las nuevas plataformas cibernéticas

un aliado para sus proyectos hegemónicos

como los gobiernos y las empresas

pactan intereses en desmedro de las mayorías

de ciudadanxs a usurarixs

de proletarios o monotributistas

La llegada de Uber a esta ciudad

debería interpelarnos más allá de mirar la pantalla

¿porque tenemos un transporte público tan ineficiente?

¿porque las tarifas no se condicen con el salario?

¿porque entregamos la soberanía ciudadana?

¿porque los gobiernos hacen lo que quieren cuando planifican el espacio urbano?

Si Uber llega

es porque el Estado no se encarga de solucionar este tema

porque entregó el transito de personas a la gestión privada

la solución no es perseguir a la masa de conductores precarizados

ni seguir sosteniendo un sistema de transporte nefasto

¿Porque no organizan la vida urbana aprovechando las nuevas tecnologías?

hay ejemplos en el mundo que muestran que hay otros caminos posibles

ni la uberización laboral

ni la privatización del espacio y el tránsito

todo lo contrario

la gestión municipal con participación ciudadana

la planificación a largo plazo con conciencia social y ecológica

nuestros trayectos, nuestros tiempos, nuestrasvidas

estánatravesada por estas coordenadas contemporáneas

tomarlas en nuestras manos

bajarlas de la estratósfera corporativa

democratizar el espacio público

es la aplicación subversiva

que ningún teléfono puede monopolizar