Editorial: «Nuestra casa esta en llamas»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

«Nuestra casa está en llamas
No quiero su esperanza
no quiero que tengan esperanza
Quiero que entren en pánico
quiero que sientan el miedo
que siento todos los días
Quiero que actuen como si su casa estuviera en llamas
porque lo está»
Esto dice Greta Thunberg
referente de les jovenes estudiantes
adolescentes en su mayoría
que están desarrollando huelgas y manifestaciones
por el desastre climático
es la primera generación sin esperanza
es la generación que ha roto el sopor de este momento histórico
marcado por adultos infantilizados
que alternan la parálisis y el automatismo
Elles saben que no queda tiempo
que tienen que sacudir a esos hombres y mujeres
crecidos pero atontados
antes de que sea demasiado tarde
Ven la casa que se está quemando
sienten el calor del fuego
y el sabor agrio del humo tóxico invadiendo sus pulmones
Y sus padres ahí, cuidando de otros asuntos
Se dan cuenta de que
si no hacen algo
están acabados
porque son ellos los que vivirán en un planeta mucho peor
En lugar de rechazar lo que dice
no exigirles que tengan esperanza
los adultos deberían escucharlos con atención
Somos testigos de la primera generación
que se da cuenta de que no hay tiempo para esperar
que los padres solucionen el problema
que, hasta hoy, solo han empeorado, y mucho
Nunca ha habido nada parecido en la historia
Las crías intentan salvar el mundo
que los adultos destruyen sistemáticamente
Derriban fronteras
echan abajo los muros
en nombre de lo “común”
luchan contra el sobrecalentamiento global
contra los señores del mundo que están agotando el planeta
enfrentan la lógica capitalista devoradora de mundos
Les niñes vienen marchando
mientras los adultos siguen adormecidos
en la esperanza del consumo