Editorial: «Tu Estado no da miedo. En mi barrio no me encierro»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

La criminalización de la pobreza
El estereotipo machacando cabezas
La inseguridad en el menú mediático de todos los días
caldo de cultivo para el virus del fascismo social
que estigmatiza los cuerpos jóvenes
que condena desde la paranoia culposa de las clases dominantes
que discrimina en el trato cotidiano
que cierra accesos y mutila derechos
en un estado policial al servicio del capital privado
con medios que miran con el ojo del poder
con un sistema judicial burócrata y oscuro
no hay democracia
no hay paz
En una ciudad sitiada y asfixiada
ya no era posible el silencio.
Las gorras siguen marchando con alegria
las gorras siguen embrollando resistencias
las gorras marcan el camino de la libertad y la justicia
desde abajo construyendo otro pacto social
desde la periferia vienen llegando con nuevas ideas
bajan de motos, de carros, de colectivos,
para decir la ciudad también es nuestra
debajo de esta gorra hay un rostro
hay una persona
hay derechos
la gorra se lleva puesta
es el simbolo de una lucha
por ser reconocidos tal cual somos
todes tenemos gorra o derecho a portarla
en cada joven discriminado, perseguido, torturado o asesinado
perdemos la posibilidad de hacernos mas humanos.
Hoy las gorras señalan el paso libertario
y en su grito anida un futuro subversivo…
¡Terrorista es el Estado
no el que tenés al lado!
“Tu Estado no da miedo. En mi barrio no me encierro»