Editoriales

«Final abierto»

Superado el millon de casos confirmados de coronavirusla pandemia es una realidad imposible de negarnos arroja a un mar incierto y dramáticopero vamos entreabriendo algunas

«Que no falte la empatía»

Que la distancia no nos quite la empatíaen ciudades segmentadas por clases socialesen redes sociales fragmentadas en grupos endogámicosla situación crítica que enfrentamos colectivamenteinvisibiliza la

«¿Era normal?»

Lo que rige dentro de la cuarentenano es aislamiento socialsino aislamiento fisicosin embargo en este estado de dispersiónestamos conectados en simultáneolas imágenes de la pandemia

«¿Era normal?»

Lo que rige dentro de la cuarentenano es aislamiento socialsino aislamiento fisicosin embargo en este estado de dispersiónestamos conectados en simultáneolas imágenes de la pandemia

«En tiempos de pandemia»

Texto de Kitty O’Meara Y la gente se quedó en casa.Y leyó libros y escuchó.Y descansó y se ejercitó.E hizo arte y jugó.Y aprendió nuevas

«Un tiempo sin tiempo»

La peste trazó una frontera sutil y definitivaquedaron expuestas las miserias socialesse desnudaron las trivialidades que tanto nos aquejabanlo importante brilló marcando las ausenciaslos anónimos

«Agentes del extermino»

Ahi estánson peor que la pesteson los agentes del exterminioviajan a las playas oscuras del nada me importaexprimen a sus empleados como esclavos descartablesse quejan

«Antivirus»

Todos deben cantar y tocar la guitarratodos pueden bailar y dar conferenciastodos deben escribir y editar revistastodos pueden hablar y hacer radiotodos deben pintar su

«Habitar la crisis»

La crisis del coronaviruslo inédito e imprevisible de esta situaciónabre fisuras en el orden de la interpretaciónel poder instala un monopolio sobre la descripción de

«Presagio»

Un mundo en riesgoasí tituló en setiembre de 2019un informe que presagiaba lo peorun comité internacional de expertosde la ONU y la OMSque alertaba sobre