Crónicas Filosóficas: El giro afectivo

01aed67c-3d22-47c4-9016-af526d1eb135
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

En general cuando pensamos en las pasiones –el amor, el odio, la vergüenza, el miedo, la alegría, la tristeza por sólo nombrar algunas de ellas- las pensamos como una fuerza o inclinación que debemos dominar, templar o contener. Además, entendemos que las padecemos en al menos dos sentidos: en el primero, porque somos pasivos frente a ellas, no decidimos cuándo aparecen ni la intensidad que poseen; y en el segundo porque generan un desajuste, perturbación, o padecimiento. Por otra parte, las entendemos estrechamente vinculadas al cuerpo y como opuestas a la razón. En una de las versiones filosóficas extremas de este supuesto, las pasiones se entendieron primordialmente como perturbaciones y, por consiguiente, como algo que debe ser eliminado por medio de la razón. Así los estoicos, entendieron que es la razón la que actúa con el fin de liberar el ánimo de las pasiones, es decir, con el fin de darle al ánimo, libertad.
Para este nuevo podcast de Crónicas Filosóficas indagaremos diversos aspectos del llamado “Giro Afectivo” que pone en jaque este modo tradicional de considerar y estudiar las pasiones. Este giro asume el lugar central de las pasiones ahora entendidas en términos de emociones y afectos para repensar la constitución del cuerpo, en su capacidad para ser afectado y afectar, el impacto sobre cómo hemos delineado la noción de subjetividad y el modo en el que se establecen y analizamos las relaciones personales, sociales y políticas. Para esta primera entrega, prestaremos especial atención a la noción de giros en filosofía en tanto propuestas de reflexión completamente novedosa.