Cuando te regalan un celular

eba8574158fbe4995ee3c2839ae61793
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Piensa en esto: cuando te regalan un celular te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el celular, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, de 4 Gigas, 8.9 pulgadas con android; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que cargarás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que adherir a tu cuerpo con su funda y protector de pantalla. Te regalan la necesidad de darle energía todos los días, la obligación de enchufarlo para que siga siendo un celular; te regalan la obsesión de atender a las llamadas desconocidas, los mensajes no deseados, los anuncios de las empresas, los whatsapp a horas inconvenientes. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu celular con los demás. No te regalan un celular, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del celular.