Democracia digital

WhatsApp Image 2022-07-01 at 6.29.45 PM
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Casi mil quinientos ciudadanes participaron de las audiencias publicas
donde el 90% argumentó su rechazo a las autovías de Schiaretti
Hubo marchas multitudinarias y asambleas organizadas en cada ciudad
Se hicieron cortes parciales de ruta que fueron reprimidos por la policía
Se presentaron amparos ante la justicia que duermen en el limbo de los jueces
Pero la historia de Olga una mujer de 80 años que va a ser desalojada
como tantas otras familias de la zona
despertó un ánimo solidario que se viralizó
a partir de que un influencer vio y replicó su historia
No pretendo cuestionar el aporte que Maratea hace
en tantas causas que requieren visibilizarse
y generar empatía y fondos económicos
pero lo que si cuestiono
es como el gobierno de la provincia, legisladores y funcionarios judiciales
desprecian la voz y la resistencia de tantos cordobeses
ante el posteo del influencer
muchos medios que no hablan del tema
se tomaron la molestia de atender la situación de Olga
Caminos de las Sierras, la empresa encargada de las obras
rompió su hermetismo y salió a defender las expropiaciones
bien por Maratea, por el laburo de les activistas ambientales
pero que peligrosa es la actitud de ninguneo
de persecución y hostigamiento
para les vecines que se oponen al plan ecocida de las autovías
parece que dependemos del impacto virtual
más que de las movilizaciones y organizaciones territoriales
si las voces de las víctimas del accionar criminal del Estado
no son escuchadas
y sólo la intervención de un famoso influencer
hace temblar la soberbia del gobernador
el pacto silencioso de los medios hegemónicos
la inacción de la justicia ante la vulneración de derechos
la democracia no es tal
una vida vale más allá de cuantos likes cultive
el monte nativo no tiene perfiles en redes
las comunidades originarias no tienen wifi
los gobiernos deben estar al servicio de los pueblos
les ciudadanes tienen instituciones legales
que deberían funcionar para cuestionar las políticas públicas
y no depender del marketing digital
de la intervención fortuita de las redes
si la democracia se convierte en un foro digital
estamos realmente jodidos.