Editorial 29/03/2019

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email

Estoy hasta los cojones de la realeza española
y de esta decadente tilingueria cordobesa
que haciendo gala de su raíz conservadora
nos invade con sus pompas rancias
con sus fatuos ceremoniales
¿cuanto sale esta joda?
Mientras la pobreza aumenta y duele
¿que carajo festejamos?
¿la conquista y el robo para la corona? 
¿el genocidio de nuestros originarios?
¿la desaparición de las lenguas ancestrales?
Acá no hay cuentos de hadas y príncipes
Acá nos independizamos derramando sangre
Hace más de 200 años abandonamos una monarquía
hablan de patria cada 25 de mayo
y le besan el anillo al Rey
Ya ni en España los soportan
catalanes, andaluces, vascos, gallegos
cuestionan para que seguir manteniendo esta casta de inútiles
ese decorado medieval que no sirve para nada
tal vez solo para recordarnos
que si hay reyes hay esclavos
que la sangre azul es un engaño
que los privilegios que unos detentan
son los derechos que a otros les faltan
la monarquía es una infamia
ningún hombre es divino
ningún hombre está por el encima del resto
ninguna academia nos dirá como hablar
ningún orgullo hay en su visita
solo una ignominia que persevera
antes la estupidez crónica
de una ciudad sitiada por el pasado
que no termina de morir
por todo esto
repudio a la corona
y a todos los súbditos que la lustran