#EnRevisión: el varón como ser homosocial

compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Esta semana, la columna de masculinidades a cargo de Javier Vargas prensentó el concepto de «homosocial». En nuestra sociedad occidental, el varón tiende a relacionarse con más facilidad con otros hombres.

La toma del espacio público fue uno de los motivos principales, pero también es porque se busca una aprobación del otro para reafirmar la masculinidad. De ahí que muchos «no puedan tener amigas». Michael Kimmel y Josep Vincent Marqués trabajaron este concepto.

Escribió Kimmel:

«La masculinidad es una aprobación ‘homosocial’. Nos probamos, ejecutamos actos heroicos, tomamos riesgos, porque queremos que otros hombres admitan nuestra virilidad. Por esto, si la masculinidad es una aprobación homosocial, su emoción más destacada es el miedo: el miedo a descubrir que no somos lo suficientemente hombres, a que otros vean ese miedo. Del miedo pasamos a la humillación: tenemos vergüenza de estar asustados y la vergüenza conduce al silencio.

Esos silencios que permiten a otras personas creer que estamos a favor de las cosas que se hacen en nuestra cultura a las mujeres, a las minorías, a las diversidades sexuales. Ese furtivo silencio que se siente entre los hombres cuando alguno hace un chiste machista o racista; ese pegajoso silencio cuando un compañero acosa a una compañera en el trabajo.

Nuestros miedos son la fuente de nuestros silencios; y los silencios de los hombres es lo que mantiene el sistema». 

¡Hola! En Subversiones somos un equipo de trabajo que se sostiene autogestivamente.

Si te gusta nuestro contenido podés invitarnos un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app