«Un mundo de dolor»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Carlitos se fue
como entró
casi por accidente
un ingeniero a cargo de una radio alternativa
un chaqueño en la ciudad de la furia
un escritor que odiaba los círculos de la intelectualidad
Busqued detestaba la gente normal
esas apariencias de vidas encerradas en el panóptico social
era tan raro como generoso
deambulaba en el ecosistema cultural
con actitud de ciruja
lo suyo eran los marginados crónicos
los expulsados de cualquier garantía
los vaciados de toda expectativa
llegó a la consagración literaria en silencio
sin hacer el caminito marcado
casi por error del sistema
Está cordoba siempre lo maltrató
por eso se fue y volvía
solo para confirmar como la docta se iba pudriendo cada día más
se fue el más incorrecto de los incorrectos
se fue el que mejor sabía expresar el odio a todo lo que esta urbe representa
al lado de sus ladridos traicioneros
parecemos cockers siguiendo un hueso
si Arlt pedía escribir con la potencia de un cross a la mandíbula
Busqued repartía patadas en los genitales
hay están sus dos magnéticas y revulsivas novelas
acá estamos los que compartimos horas apasionadas de radio
en medio de una córdoba adormecida por éter local
rescatar una pequeña dosis de su necesaria rabia
apropiarnos de un cachito de su locura sanadora
calcinarnos un rato bajo su sol tremendo
tal vez sea la mejor manera de mantenerlo cerca y vivo