Un pálido punto azul

que-es-energia-oscura-large
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

La tierra fotografiada desde el espacio
es un minúsculo punto en el cosmos
nada interesante o superlativo
pero para nosotros todo es diferente
es nuestra casa
es donde vivimos
todos los seres humanos que han existido
han vivido en este planeta.
Nuestras alegrías y sufrimientos
miles de religiones, ideologías, lenguajes
cada cazador y cada recolector
cada héroe y cada cobarde
cada creador y cada destructor de civilizaciones
cada rey y cada campesino
cada pareja de enamorados
cada madre y cada padre
cada niño inventor y explorador
cada maestro espiritual
cada político corrupto
cada hombre y mujer en la historia de nuestra especie
vivió allí
en una partícula de polvo suspendida en un rayo de sol.
La Tierra es un escenario muy pequeño en una vasta arena cósmica.
Pensá en los ríos de sangre derramados por todos esos dictadores
para convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto.
Pensá en las interminables crueldades cometidas
por los habitantes de una esquina de ese pixel
sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina.
Qué frecuentes son sus malentedidos,
cuán ávidos están de matarse los unos a los otros,
qué fervientes son sus odios.
Nuestras posturas, nuestra imaginada importancia,
la ilusión de que tenemos alguna posición privilegiada en el universo,
son desafiadas por la visión de ese punto de luz pálida.
Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica.
En nuestra oscuridad, en toda esta inmensidad,
no hay ningún indicio de que vaya a llegarnos ayuda desde algún otro lugar
para salvarnos de nosotros mismos.
La Tierra es el único mundo que conocemos hasta ahora capaz de albergar vida.
No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro cercano,
al cual nuestra especie emigrar.
Nos guste o no, por el momento, es en la Tierra donde podemos estar.
Tal vez no haya mejor demostración de la locura de la soberbia humana
que esa distante imagen de nuestro diminuto mundo.
Pero también subraya nuestra responsabilidad
de tratarnos fraternalmente los unos a los otros,
y de preservar y apreciar el único lugar que hemos conocido.
Un pálido punto azul
en el inconmensurable universo.