Un siglo de la Patagonia Trágica

arton30995
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Un siglo de la Patagonia Trágica
un siglo de la Patagonia Rebelde
un siglo de una parte del país que lucha por dignidad
un siglo de una parte del país que responde con terror
Las huelgas de peones de estancias en Santa Cruz
que pedían mejoras en las condiciones de explotación
culmina con el envío de tropas del Ejército Argentino
El coronel Varela bajo la orden de Hipólito Yigoyen
con el apoyo de la Liga Patriótica comandada por hacendados
llegan cerca de El Calafate donde los huelguistas se entregan
pero lo que los espera no es la cárcel
sino 4 balazos para cada obrero
los cuerpos fusilados son enterrados en fosas comunes
la cacería amada continúa por el sur
y el método cruel se repite sistemáticamente
los acorralan, le exigen la rendición y los fusilan
se calcula una cifra de 1500 obreros asesinados
ese mismo Ejército fue el que perpetró el genocidio con los pueblos originarios
para luego repartir esas tierras a las familias burguesas de Buenos Aires
que comienzan a explotar las haciendas con mano de obra inmigrante
entre la que se cuelan los anarquistas que siembran conciencia
y sindicalizan a los peones explotados
el castigo sería terminal y ejemplificador
nadie se rebela contra el capital
55 años después las fuerzas armadas toman el poder
para defender otra vez los intereses de las clases ricas
y ponen en marcha la etapa más alevosa del terrorismo de Estado
1878 guerra de exterminio contra las comunidades aborígenes
1921 fusilamientos masivos de obreros en huelga
1976 aniquilamiento, desaparición y exilio de miles argentinos rebeldes
La historia se repite en tragedias
porque Roca, Varela y Videla
son asesinos a sueldo del capital y los imperios
la historia se repite en rebeldías
porque mapuches, anarquistas y subversivos
siempre responderán ante el despojo y la explotación
ese es el motor de los tiempos
cambian los nombres
cambian las fechas
cambian las armas
pero la lucha entre colonialismo y emancipación
continua
hasta la victoria siempre.