Una voz subversiva se coló en la asamblea de la ONU por Pablo Ramos

El Presidente de la República, Gustavo Petro, pidió este martes, en la 77° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dialogar para acabar la guerra y convocó a Ucrania y Rusia a hacer la paz.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Una voz subversiva se coló en la asamblea de la ONU
una voz que denuncia el paradigma prohibicionista
que puso plantas en una lista negra
que condenó a los pueblos a producir
bajo el designio de los patrones narcos
para la sed consumista del primer mundo
esa voz pertenece a la sociedad colombiana
reducida a la servidumbre yanqui
atacada por la DEA, la CIA, el FBI
los paramilitares, las guerrillas
en una letal guerra por el dominio de la coca
Colombia se convirtió en un laboratorio
bajo el control imperial
para conservar el poder de sus negocios
y proveer de cocaína a sus elites
prohibir es alentar la clandestinidad
reducir al Estado a su rol de policía
y permitir la intervención en su matriz productiva
lo dijo Petro
la coca adulterada puede matar en pocas ocasiones
pero el carbón y el pétroleo
pueden extinguir a la humanidad
la guerra a las drogas
ha sido la máscara con que el póder farmacrático
ha conquistado nuestros cuerpos
nos ha quitado libertades
y nos ha vendido sus productos más letales
como las miles de muertes derivadas del consumo de opiáceos
ha condenado a la planta sagrada de las comunidades andinas
a la explotación y la persecución militar
la cruzada prohibicionista
ha generado más muertes en Colombia
que sobredosis entre las ciudadanos del primer mundo que la consumen
no les importan esas vidas
ni el origen de esas adicciones
ni los daños colaterales de sus políticas represivas
sólo quedarse con el negocio de inocular sus venenos
producidos industrialmente en laboratorios con patentes
y con licencias para enfermar y matar
liberar la coca
liberar la marihuana
de estos mercaderes de la muerte
disfrazados de fundamentos moralistas
puede ser un paso decisivo
para crear conciencias subjetivas insumisas
y una salida colectiva
para la dominación colonial