«Walsh nos ilumina»

compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Rodolfo Walsh nos ilumina
a más de cuarenta años de su asesinato
para contar una historia colectiva
Como escritor transito con calidad y compromiso una tarea subversiva
como convertir la máquina de escribir en un arma contra todo lo que odiamos
como convertir lo que amamos en un fuego libertario
porque si no, no vale la pena escribir sobre nada
Desde la creación de la novela testimonial con Operación Masacre
hasta la Carta abierta de un escritor a la Junta Militar
Walsh atravesó la tensión entre el arte de narrar y la eficacia literaria
entendiendo que es necesario un continuo intercambio entre la acción y la escritura
su estilo directo, periodístico, coloquial, funcionaba como un cross a la mándibula
esa violencia expresiva que Arlt pedía contra los poderes autoritarios
la información minuciosa y obsesiva que pesquisaba en sus investigaciones
y el filoso modo de narrar los acontecimientos lo convierten en una voz imposible de ignorar
Hoy el periodismo ha cambiado como el contexto en que escribía Walsh
las empresas que mercantilizan la noticia y refuerzan los sentidos dominantes
recuerdan al escritor subversivo con una hipocresía que banaliza el oficio
Clarín nunca publicó la Carta a la Junta que fue encontrada en sus archivos
por el contrario utilizó su poder negador para negociar con los genocidas
Esa última Carta entregada minutos antes de ser secuestrado por un grupo de tareas de la Esma
advertía que el plan de exterminio de la dictadura tenía por objetivo la planificación de la miseria
nos secuestran, nos torturan, nos matan, nos desaparecen
pero sobretodo nos roban
Walsh sabía que millones de argentinos querían saber lo que ocurría
lo que la prensa no decía, censuraba, distorsionaba
desde la clandestinidad con un manojo de cartas tipeadas y arrojadas en varios buzones
Walsh nos sigue advirtiendo que la máquina de guerra continúa su misión
“El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento.”
esa es la misión subversiva y violenta del terrestre oficio de escribir