Editoriales

«Los antiguos»

Desde antes de hoy cuando los conquistadores festejan estamos los antiguos durante miles de años convivimos aquí comechingones, sanavirones, diaguitas habitábamos la tierra siguiendo los

«El cambio no deseado»

Tal vez deberíamos reconsiderar estono es estratégicoes tácticoNo hay otro lugar que la fuga de la normalidadDe ese miedo residual a abandonar lo instituidoPodremos esos

¿Normal?

No se si es el momentodigode contarle las costillasa la vaca sagrada de la normalidadahoraque se va muriendo de a pocoque agoniza en el mar

«PlataNo hay»

A comienzos del 2000Jose Pepe Ribasfundador de la mítica revista Ajo Blancoprotagonista de la movida de los 80’ en Barceloname comentaba asombrado sobre la cultura

«El ocaso del 2020»

Subversión del Poema de Wislawa Szymborska: El ocaso del siglo Tenía que ser mejor que los anteriores, nuestro siglo XXI. ¿Estará a tiempo de demostrarlo?

«Los trapos del odio»

El odio no tiene patria ni dios se disfraza de diversos colores para atacar canaliza la frustación diaria revienta en manos alienadas dibuja heridas sobre

«Vivir cuesta vida»

Otra vuelta al sol en este solsticio invernal levanto la copa amistosa para brindar con una mano en el corazón la otra avivando el fuego

¿Cuantos muertos?

¿Cuantos muertos tiene que haber? La pregunta puede ser retòrica pero muestra esa crueldad que anida en corazones entumecidos que calcula todo en torno a

«Ciudades»

¿Y si en realidad ya estábamos encerrados? Si los muros, calles, alambrados, peajes ya nos estaban marcando los límites la ciudad con su cartografía de

«Todos somos DT»

La realidad como un burdo programa de tv panelistas especializados en todo compulsivos opinadores seriales sin profundidad sin argumentación chicaneros de bar todologos de ocasión